0

Rebaja fiscal para el alquiler de vivienda

El arrendamiento de una vivienda para uso estable y permanente del arrendatario o inquilino estará exento del ITP y podrá rebajarse el IBI de las viviendas alquiladas.

Entre las medidas aprobadas en diciembre para favorecer el acceso a un alquiler asequible, hay algunas de tipo fiscal. Estas medidas se refieren, en concreto, al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que grava el arrendamiento y al Impuesto sobre Bienes Inmuebles que recae sobre las viviendas.

En cuanto al ITP, los contratos de arrendamiento de vivienda para uso estable y permanente quedan exentos de este Impuesto, de modo que el arrendatario no tendrá que ingresar nada por este concepto.

Respecto del IBI:

– se exceptúa de la obligación de repercutir el impuesto al arrendatario cuando el arrendador sea un ente público en los supuestos de alquiler de inmueble de uso residencial con renta limitada o alquiler social,

– los Ayuntamientos podrán establecer una bonificación de hasta el 95% para las viviendas sujetas a alquiler a precio limitado,

– los Ayuntamientos con superávit podrán destinarlo a promover su parque de vivienda pública,

– se establecen las reglas para definir el concepto de inmueble de uso residencial desocupado con carácter permanente, para la aplicación por los Ayuntamientos de un recargo en el IBI.

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar