0

Obligaciones de los beneficiarios de las ayudas directas

Ojo a la letra pequeña. Las ayudas directas de apoyo a la solvencia empresarial para empresas y autónomos, financiadas con fondos europeos, vienen acompañadas de una serie de obligaciones.

Entre las obligaciones que asumen los destinatarios de las ayudas directas a la solvencia, hay algunas que exigirán estar pendientes de su cumplimiento, para evitar incurrir en un motivo de devolución o reintegro de la subvención.

Así, las empresas a las que se concedan estas ayudas

  • Deberán mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022
  • no podrán repartir dividendos durante 2021 y 2022, y
  • no podrán incrementar las retribuciones de la alta dirección durante un período de dos años

Se trata, pues, de requisitos que deben cumplirse a lo largo de un período de tiempo dilatado y, por ello, alejado del momento de la concesión de la subvención; que no constituyen requisitos habituales de una subvención (como si lo son, por ejemplo, la necesidad de estar al corriente con la Administración o la de mantener el nivel de empleo); y que tienen que ver con el funcionamiento mercantil normal de la compañía, que normalmente queda al margen de las subvenciones solicitadas u obtenidas; lo que obligará a estar especialmente atentos para no incumplirlos.

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este portal utiliza cookies para la personalización del entorno de usuario y análisis estadístico de visitas, para poder seguir utilizando este sitio debe aceptar el uso de cookies por nuestra parte. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar