2

Las limitaciones a la distribución de resultados

Información retenciones

Cada año, al finalizar el ejercicio, las empresas han de enfrentarse a la decisión de que hacer con el resultado anual, tanto si han conseguido ganancias como si han obtenido pérdidas.

A la hora de querer repartir dividendos en la empresa (ya sea con cargo al beneficio del ejercicio o a reservas de libre disposición), existen una serie de limitaciones que han de tenerse en cuenta.

– Antes de nada, hay que cumplir las atenciones que marcan la ley y los estatutos de la sociedad en relación al reparto de dividendos.

– No podrán repartirse dividendos en caso de que el valor del patrimonio neto contable sea inferior al capital social, o este resulte serlo a consecuencia del reparto.

Además, si existiesen pérdidas de ejercicios anteriores que hicieran que ese valor del patrimonio neto de la sociedad fuera inferior a la cifra del capital social, el beneficio debe destinarse a la compensación de estas pérdidas.

– No se pueden distribuir beneficios si la partida de gastos de I+D no está amortizada por completo, salvo que la parte pendiente de amortizar esté cubierta con reservas de libre disposición.

– Si se ha reducido el capital de la empresa para restablecer el equilibrio patrimonial disminuido por causa de pérdidas, no puede repartir dividendos hasta que la reserva legal alcance el 10% del nuevo capital.

Entre las obligaciones legales está la de dotar la reserva legal por el diez por ciento del beneficio del ejercicio hasta que esta alcance, al menos, el veinte por ciento del capital social. Hasta ese momento, sólo podrá destinarse a la compensación de pérdidas cuando no existan otras reservas disponibles suficientes para este fin.

¿Podría una sociedad repartir dividendos teniendo pérdidas de ejercicios anteriores?

La respuesta a esta pregunta depende de si se han cumplido los requisitos legales y estatutarios relativos al reparto de dividendos (principalmente, dotar la reserva legal hasta que alcance el 20% del capital) y de si las pérdidas de ejercicios anteriores no hacen que el valor del patrimonio neto de la sociedad sea inferior a la cifra de capital social, ya que en ese caso el beneficio debe destinarse a la compensación de las pérdidas de forma obligatoria.

Cumpliendo las premisas anteriores, la junta general podría optar por compensar los resultados negativos de ejercicios anteriores o no hacerlo, por lo que el hecho de que una empresa tenga resultados negativos de ejercicios anteriores no impide por sí solo que se repartan dividendos.

 

 

Compartir

2 Comentarios

2 thoughts on “Las limitaciones a la distribución de resultados
  1. Muy buen resumen de lo que se puede o no hacer al terminar el ejercicio. Me ha resultado una información muy útil.
    Un saludo

    1. Agradecemos su comentario y celebramos que le haya resultado de utilidad.

      Saludos,

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este portal utiliza cookies para la personalización del entorno de usuario y análisis estadístico de visitas, para poder seguir utilizando este sitio debe aceptar el uso de cookies por nuestra parte. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar