La importancia del objeto social de una empresa

Determinar con precisión cual será el objeto social de una sociedad mercantil tiene relevancia: será el dato que permita someter a la sociedad a una regulación especial, que determine la amplitud de las facultades de representación de los administradores, que permita conocer los casos de prohibición de competencia ilícita y, además, su conclusión es causa legal de disolución de la compañía

El objeto social es la actividad o actividades a cuyo cumplimiento la sociedad se reserva la posibilidad de dedicarse, no pudiendo realizar legalmente actividades no incluidas en su objeto social.

El objeto o fin de una sociedad es el elemento que la caracteriza y la individualiza y constituye su razón de ser, por lo que es necesario que figure en los estatutos sociales, determinándose en ellos de manera precisa y sumaria todas las actividades que lo integren.

Desde 2013, debe hacerse constar el CNAE de la principal actividad de la sociedad.

El objeto social debe cumplir tres requisitos: estar determinado, ser posible, y no ser ilícito o contrario al orden público.

El objeto social no es definitivo ni invariable. En cualquier momento posterior a la constitución de la sociedad, la junta general podrá sustituir el objeto social inicial por otro distinto o modificarlo.

 

Compartir

Este portal utiliza cookies para la personalización del entorno de usuario y análisis estadístico de visitas, para poder seguir utilizando este sitio debe aceptar el uso de cookies por nuestra parte. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar