0

IRPF 2016: ¿quiénes tienen que presentar declaración?

En principio, cualquier persona física que resida en territorio español es contribuyente del IRPF y debe presentar la declaración de este Impuesto, sin embargo no todos los contribuyentes están obligados a declarar. Para estar obligado a declarar hay que haber superado durante 2016 cualquiera de estos límites:

i Rendimientos íntegros del trabajo:

i.a) 22.000 € cuando la renta se perciba de un solo pagador o se perciban rendimientos de más de un pagador y se dé cualquiera de estas dos situaciones:

– Que la suma de las rentas del segundo y restantes pagadores no superen 1.500 €.

– Cuando el único rendimiento de trabajo que se perciba sean pensiones y el tipo de retención se haya determinado por la Agencia Tributaria, previa solicitud del contribuyente.

i.b) 12.000 € cuando se dé cualquiera de las siguientes situaciones:

Que se perciban rendimientos de más de un pagador y la suma de las rentas obtenidas del segundo y restantes pagadores superen 1.500 €.

Que el rendimiento corresponda a pensiones compensatorias o anualidades por alimentos no exentas.

Que el pagador no tenga obligación de retener.

Que se perciban rendimientos del trabajo sujetos a tipo fijo de retención (v. gr. administradores y consejeros; cursos y conferencias).

ii Rendimientos íntegros de capital mobiliario (intereses, dividendos, etc.) más ganancias patrimoniales, en ambos casos con retención, cuando su cuantía global sea 1.600 € o más.

iii Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado con el límite conjunto de 1.000 €.

Por el contrario, no están obligados a declarar

iv Quienes hayan obtenido exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, de capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas así como ganancias patrimoniales, con el límite conjunto de 1.000 € y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 €.

Sin perjuicio de lo anterior, tendrán que presentar declaración:

– contribuyentes que quieran ejercitar su derecho a deducción por vivienda, cuenta ahorro empresa o doble imposición internacional;

– contribuyentes que realicen aportaciones al patrimonio protegido de discapacitados o a planes de pensiones o a sistemas de previsión social, si desean ejercitar el derecho a la reducción del Impuesto.

– contribuyentes que desean obtener devoluciones por retenciones o deducción por maternidad, familia numerosa o discapacitados a cargo.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este portal utiliza cookies para la personalización del entorno de usuario y análisis estadístico de visitas, para poder seguir utilizando este sitio debe aceptar el uso de cookies por nuestra parte. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar