0

Auditoría en sociedades no obligadas por la ley, a petición de los socios u otros interesados

Auditoria forzosa

En aquellas sociedades que no tengan obligación legal de auditar sus cuentas, por no cumplir los requisitos legales para ello, es posible que o bien los socios que ostenten un determinado porcentaje de participación en el capital, o bien otras personas que acrediten interés legítimo, puedan solicitar la designación de un auditor que revise las cuentas de la sociedad. 

En las sociedades que no están obligadas a auditar sus cuentas anuales, los socios pueden solicitar al Registro Mercantil que nombre un auditor de cuentas para que efectúe la revisión de las cuentas anuales de un determinado ejercicio, con cargo a la sociedad. Para ello, han de cumplirse los siguientes requisitos:

 –          Que el socio o los socios que soliciten la auditoría representen, al menos, el 5 por 100 del capital social;

 –          Que no hayan transcurrido tres meses a contar desde la fecha de cierre del ejercicio a auditar

 Si los socios solicitan la designación de auditor, a partir de dicha solicitud ya no puede designarse auditor por el órgano de administración de la sociedad.

 Además de los socios que representen al menos el 5%, otras personas que acrediten tener un interés legítimo están facultadas para solicitar al Registro Mercantil (o al Secretario Judicial -ahora letrado de la administración de justicia-) la designación de auditor de cuentas; por ejemplo, los socios (que no tengan ese 5%), los trabajadores, los acreedores o los administradores sociales.

 En este caso, antes de estimar la solicitud, debe exigirse al solicitante que adelante los fondos para pagar al auditor.

 En cuanto a los costes de la auditoría en este caso:

 a) Si el informe contiene opinión denegada o desfavorable, el empresario deberá satisfacer al solicitante de la auditoría las cantidades que hubiera anticipado.

 b) Si el informe contiene una opinión con reservas o salvedades, se dictará resolución determinando en quién deberá recaer y en qué proporción el coste de la auditoría.

 c) Si el informe fuera con opinión favorable, el coste de la auditoría será de cargo del solicitante.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar